Archivo

Archive for 27 noviembre 2009

Ángeles en el infierno (Parte 2)

27 noviembre 2009 2 comentarios

“Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: ‘Ven y mira’. Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra.”

– Apocalipsis, C. 6, V. 7-8.

La historia de la guerra fría entre el Cielo y el Infierno es casi eterna. Casi desde su misma creación. Todo comienzo tiene un desenlace, y éste tendrá lugar en la Batalla Final, donde todas las almas se concentrarán y elegirán el bando por el cuál luchar. Y he aquí que, después de centurias de guerra y destrucción, sólo quedará una deidad en el universo que pueda gobernar y decidir su destino.

Cada uno tiene su ejército, creado con las almas de los caídos. El Infierno, cuya sede terrenal se encuentra en España,  cuenta con sus generales, los Siete Grandes del Infierno. Asimismo, la Agencia del Cielo cuenta con los Siete Magníficos. Su base terrenal se encuentra en Italia. Los demonios y los ángeles no son materia tangible: son almas. Éstas, a su vez, se introducen en los cuerpos de humanos lo suficientemente dotados y preparados para llevar a cabo las misiones que las distintas estaciones asignan para completar.

En el caso de las obras buenas, se consideran por los mortales como “milagros”. En el caso de las obras malas, se les llama “tragedias”. Toma y daca. Acción y reacción. Se acerca el Día del Juicio. La pieza faltante del rompecabezas ha sido encontrada. Y sólo ésta puede definir el éxito de cada bando.

* * * * *

– Los contactos en el infierno nos dicen que ya lo tienen localizado. Si no actuamos pronto, será demasiado tarde – dijo Michelle, Comandante en Jefe del Ejército Celestial.

– ¿Qué opciones tenemos? – dijo Gabrielle, segunda al mando.

– No lo sé. Tendremos que revisar cada centímetro del planeta. Nuestro contacto no pudo transmitir más.

– Llamaré a la Comisión Estelar para que indague.

La Comisión Estelar era el contacto espacial que tenía poder sobre los satélites espías de los gobiernos terrenales. Prácticamente podían localizar cualquier cosa. En ésta ocasión, era la llave para la supervivencia humana.

Mientras tanto, en la base del Infierno en España, Zagam -uno de los Siete Generales Infernales – se reunía con los demás demonios.

– Bien, bien. Muy bien. Todo estará listo en cuanto lo tengamos. Hoy a medianoche irrumpiremos para capturarlo.

Estruendosas carcajadas se oían en el lugar. Un auditorio amplio, lleno de cristales obscuros que no dejaban pasar la luz del sol y cuyo interior estaba ataviado con cortinas moradas y un piso brilloso de color negro.

– Ya tengo todo preparado. Cuándo tengamos la llave, él estará aquí para iniciar el ritual. – dijo Baal.

– Pronto. Muy Pronto. Todo se teñirá de obscuridad y nuestro líder podrá salir para gobernar.

Más risas se perdían en la obscuridad del auditorio en la sede terrenal del infierno.

De vuelta en Italia:

– ¡Michelle, tenemos la ubicación de la llave! -dijo Gabrielle irrumpiendo en la sala de juntas de la base terrenal.

– ¡Rápido! ¡Código Rojo! ¡Sólo tenemos una oportunidad de atraparla antes de que esos bastardos lo hagan!

– ¿Y qué haremos cuando la hallemos?

– No tenemos opción. Habrá que destruirla…

Parte 1

Categorías:Uncategorized Etiquetas: ,

Ángeles en el infierno (Parte 1)

25 noviembre 2009 Deja un comentario

Munich, 1945

El fin de la guerra está cerca. Los Aliados avanzaron a través del río Rin y la inteligencia norteamericana ubicaba a Hitler en Berlín. En su desesperación, el Führer convocó su última carta bajo la manga: La Comisión Obscura, designada por él para los asuntos con el Infierno.
– Her Führer -dijo el Comandante Hailin -Todo está listo.

En el búnker de Hitler se hallaban cerca de 5 monjes de La Comisión Obscura, ataviados con túnicas negras. Al centro, un pebetero mostraba una flama verde. Hitler entró al búnker justo al tiempo que Berlín era bombardeada por los Aliados.

– ¡Abigor! ¡Manifiestate! -gritaron al unísono los 5 monjes de La Comisión Obscura. Acto seguido, el pequeño fuego del pebetero empezó a emanar un extraño olor, parecido al azúfre, y el fuego empezó a arder intensamente. En ese momento, una sombra gigante emanó del pebetero.

– ¡¿Quién osa llamarme?! – Gritó Abigor

– ¡Tus fieles sirvientes, oh gran Abigor, necesitamos de tus servicios! Nuestro líder, el gran Führer, necesita tu apoyo para ganar la guerra ¡oh, gran señor!

– ¿Y qué obtendré a cambio?

– A cambio, el Führer gobernará bajo tu consejo, la ideología Nazi invadirá La Tierra y todo se hará como tú ordenes ¡oh, gran señor!

– ¡NO! ¡No es suficiente! ¡Quiero el alma del Führer!

Dicho ésto, una extraña flama salió de los dedos de Abigor, envolviendo a Hitler. En esos momentos, el búnker era bombardeado, y un regimiento invadía el lugar. Uno de los soldados, de orígen francés, Ludo Naveda disparó al entrar hacia el pebetero, provocando que la sombra se desintegrara al tiempo que el Führer también desaparecía. Los monjes fueron asesinados y el lugar asegurado. Nadie sabía a ciencia cierta qué fué lo que pasó. A los dos días de capturado, el comandante  Ludwig Hailin se suicidó en su celda.

Hitler tenía todo planeado. Un doble suyo fué encontrado muerto junto con Eva Braun, su esposa, la cual había sido envenenada con cianuro. Las autoridades aliadas declararon a Hitler muerto al término de la guerra en Europa.

España, 2006

– ¡Hugo! ¡Baja a comer!

Yo me encontraba haciendo un hackeo a un servidor de una estación local de radio, para poner puras obsenidades. Mi vida nunca ha sido simple. Mis padre, de orígen catalán, y mi madre, mexicana, me han creado raíces mezcladas de una realidad incierta. Viví la mitad de mi vida en México, y a los 14 vengo a una tierra extraña de verdad para mí. No tengo vida social. Todo lo que creía, lo que tenía, se quedó en México. Todo se centra en la escuela y en mi computadora. Mi única compañía es la computadora. Todo lo que necesito. También hacía ejercicio. Es una sana rutina: me levanto, corro, regreso, trago, me largo a la computadora y de ahí hasta que acabe el día. He ahí por qué mi madre se molestaba tanto para hablarme para comer.

– ¡Carajo Hugo! ¡Si no vienes, te calientas la comida!

Mi padre fué ex-militar. Conoció a mi madre en una comisión que hizo a América Latina junto con el Secretario de Defensa de España. Se enteró que tenía un hijo 13 años después de nacido. Es raro. Me siento como un bicho que no encuentra su escondite. La transición no ha sido fácil. Lo trato indiferentemente. No me causa ningún sentimiento. Todo lo que he tenido mi madre lo ha conseguido. Debo confesar que me siento más tranquilo. Mi madre por fin ha descansado después de todos éstos años de arduo trabajo.

Al siguiente día, me levanté a correr como siempre. Mi rutina empezaba a las 6:30 de la mañana para terminar a las 8. Debo admitir que me gusta correr por los barrios de Madrid, ver sus plazas, ver a la gente correr para subir al metro. Mientras yo, en mi soledad interna, disfrutaba de su inmundicia, de su desesperada vida.

La sangre fluye como una cascada cuando te cortan la yugular, regularmente tiende a manchar lo que esté a un radio de un metro a la redonda por la fuerza de la presión. Mi madre yacía sobre el charco que dejó su propia sangre. Mi padre no había corrido mejor suerte: su cabeza había desaparecido así como su corazón. Después de eso, la obscuridad.

Al despertar, me encontraba en la comisaría de policía del centro. Extrañamente, sólo estaba yo en el cuarto. Nadie. A la media hora de haberme despertado, entró un hombre robusto, de unos cuarenta, detective al parecer. Y se sentó a un lado mío. Cargaba un café en su mano derecha y en la izquierda un expediente.

– Con que tú asesinaste a tus padres ¿no?

La afirmación me dejó helado. ¿Asesino yo?¡Piensa! ¿Qué hiciste? Por un momento dudé de mis actos. Sólo atiné a reflexionar sobre lo que dijo el policía. No contesté.

– Bueno chaval, parece que aquí tenemos lo suficiente como para dejarte de por vida en la cárcel. A menos, claro, que tengas alguna excusa convincente para dejarte ir. Dime ¿amabas a tu madre y por eso la mataste? ¿Eh? O seguramente el viejo no te dejaba ir a las cañas ¿o me equivoco?

Seguí sin contestar. La charla comenzaba a incomodarme.

– Siendo así, no tengo nada que hacer aquí. Sigue sin contestar, cabrón, que ya cantarás. Y más te vale que lo hagas. No querrás cagarte de por vida en una prisión.

Al cerrarse la puerta, puse mi rostro hacia abajo. Comencé a llorar. A llorar desesperadamente.

Al siguiente día, los periódicos hablarían del “Asesino de El Bueno“, ya que así se llamaba la calle donde vivíamos. Mis abuelos, mis tíos, todos, me dieron la espalda. Sólo podía confirmar lo que ya sabía: estaba solo. Solo como un perro. Solo como un huérfano. De hecho eso era a partir de ahora: un huérfano. Sólo que no fué propiciado por mí. A la cuarta noche, me transladarían a la penitenciaria de Madrid.

Categorías:Uncategorized Etiquetas: ,

La cruda moral

20 noviembre 2009 5 comentarios

La wikipedia define moral como conjunto de creencias y normas de una persona o grupo social determinado que oficia de guía para el obrar (es decir, que orienta acerca del bien o del mal—correcto o incorrecto— de una acción o acciones).

¿Existe la doble moral? ¿Dónde se rompe la barrera de lo correcto y lo incorrecto?

Existen chav@s que les gusta el peligro. Juegan con fuego. A todos en algún momento de nuestra vida nos llega la tentación. ¿Tentación de qué? De probar algo distinto. ¿Dónde se cruza la delgada línea entre la fidelidad y la infidelidad? Puedo imaginar que ésto último es como una orgía, un trío. Si se vé de esa manera, bueh, suele doler menos. Una orgía pausada. Una orgía pasiva. Una orgía dónde te toca esperar tu turno. Una orgía al fin y al cabo.

A toda acción, corresponde una reacción. Eso es inegable. Si tuviéramos una doble vida, seríamos bipolares tal vez. ¿Han sentido alguna vez que cuando hacen algo indebido se sienten en un estado de inconciencia? O sea, saben que lo que hacen sólo será de un momento, traspasan la barrera del mundo real para ingresar al mundo ficticio. Saben que esa experiencia sólo durará lo que tenga que durar, y al terminar, regresarán a la realidad. Yo lo llamo espiritualidad prostituida. El ego obtiene lo que necesita a cambio de algo, se nutre, y vuelve a nuestro ser.

Mi ex llama cada cierto tiempo para preguntar si quiero coger. Si, así. Como ya he posteado sobre ésto antes, sólo atinaré a escribir sobre los recientes acontecimientos. Ya te estás acostando con alguien ¿verdad? Bueh, si así fuera, qué le importa. Es mi vida y puedo hacer lo que yo crea conveniente. Vaya que, no es la forma ni la manera de pedirlo. Es cabrona. Quiere que yo le diga ¿Por qué? ¿Quieres coger? Para después decirme Conste que tú me lo pediste. Nel. Caile.

¿A qué voy con todo ésto? Que tengo una relación. Que hay muchas tentaciones. Que la delgada línea entre la fidelidad y la infidelidad es ocultar la verdad. Eres infiel si se enteran. Eres un Alma del Señor si no se enteran. Y así, ad infinitum. Una cosa es segura: si vas a experimentar estando en una relación, ten la suficiente moral para aceptarlo. Ten el suficiente valor para hacerlo. Y ten la suficiente inteligencia para no decirlo. Así y sólo así podrás obtener el resultado que se necesita: aumentar tu ego y quitarte la tentación. La única manera de quitarse la tentación es caer en ella alguna vez mi carnala puso eso en su messenger. Tal vez si. Tal vez no. Una amiga me hizo pensar… Nada de doble vida, que se pudra la gente de doble moral. Como puse antes, si tuviéramos doble moral o doble vida, seríamos bipolares. Estaríamos peor de lo que estamos… O quién sabe…

Cheers…

How does it feel when you kiss, when you know that I trust you… Dou you think about me when he fucks you? Could you be more obscene?

Categorías:Uncategorized Etiquetas:

The importance of being idle

19 noviembre 2009 2 comentarios

Si, ya sé, es una canción de Oasis. Soy MadFerIt ¿recuerdan?

En fin. He estado pensando mucho. Raro en mí. Bueno, ni tanto, soy harto complicado (dirían por ahí Mau Complicado) y últimamente no puedo quitarme de la cabeza a mis pequeños. Tutter y Shimmy. El primero, en sus casi 7 años, refleja una mirada de tristeza en su rostro. La segunda, a sus casi 2, sólo piensa en explorar el mundo y tocar y tocar…

No es tan dramático el asunto, no es para hacer una tormenta en un vaso de agua. Simplemente pienso en ellos mucho, no tiene nada de raro, son mis hijos, y siempre lo serán (obvio). Bueno, ok. El estado del blog es otro.

Últimamente pienso mucho en #G, la pienso, la extraño, la vivo. ¿Por qué? No sé, después de mi último failed relationship ya no quise saber más. Me sumí en una amargura y una apatía muy marcadas. #G me ha roto el caparazón, me ha hecho creer otra vez que se puede ser feliz, que existe quién te brinde la reciprocidad de lo que tu buscas. Soy brutalmente amoroso. La última vez dije no me vuelvo a enamorar, porque siempre me parten la madre. Pero ¿saben? Qué carajo. Siempre he creído en dar y darme la oportunidad de querer. De estar con alguien. La soledad no me va. Es duro llegar todos los días a saludar a la tele, al sofá, a la cama. Las cosas que adquieres terminan por poseerte. #G no es complicada. #G es sencilla. #G es un complemento a mi vida diaria. #G debe ser ese ángel que te envía Dios cuando ya de plano te vió muy jodido y dijo amos a darle chance a éste güey. ¿Que me estoy enamorando? Si, tal vez si. Tal vez estoy ignorándome por enésima vez y tal vez me estoy sumiendo otra vez en mis pendejadas fantasiosas. Pero una cosa es segura: mi corazón tiene forma de Tutter y Shimmy. Y no puedo continuar una vida si mi corazón no está en ella… O no se puede incluír en ella…

Pienso, pero… Creo que pensar está de más en los sentimientos… Y lo malo es que mis sentimientos son impulsivos de a madres… Mucho… Pensar en mí no es lo ideal, todo es por instinto… Y lo malo de todo, es que me dejo llevar…

Caraxo… ¿Será demasiado tarde? No lo sé… Sólo me dejaré llevar…

Cheers…

In a word or 2 – it’s u I wanna do… No not cha body, yo mind u fool… Come here baby, yeah… You sexy motherfucker…

Categorías:Uncategorized Etiquetas:

Cuando los padres se enfrentan…

16 noviembre 2009 4 comentarios

Recuerdo que cuando era niño, mis papás siempre se ponían de acuerdo para negarme cosas: dile a tu mamá, pregúntale a tu papá. Eso muy pronto me hizo desesperarme de ellos por no tener una capacidad de decisión propia, de no poder decir “No hijo, no estés chingando”. Siempre pasando la bolita el uno al otro.

Useless…

Pero ¿qué pasaba cuando discutían? Vaya que, era traumante estar en medio de la discusión y no poder apoyar a uno o a otro. Era como ser el árbitro en algún clásico, de ser como un poste de spiro o de ser la placa de un auto mal estacionado.

Yo por eso me divorcié. Bueno, en parte. No soportaba ver a mi hijo como espectador en primera fila de barrera, arribita del tendido, donde su madre y su padre se agarraban discutiendo. Ahora lo veo con su cara triste a veces por no tener una infancia normal. Por eso a veces lo veo refugiarse en los abuelos. Él ya me ha perdido la confianza desde hace un buen, aunque me sigue queriendo. Igual mi hija, bueno, quién sabe si ella sepa algún día quién es su verdadero padre. Tal vez, a éstas alturas, ya le hayan dicho que me valió madres o que me morí.

Pendejos.

Ojalá algún día mis hijos sepan que no hay día que no piense en ellos, que aunque no los vea, son mi motivo para seguir. Against all odds. Lo que daría por tenerlos y correr, y enseñarles todo lo que sé. Pero sus madres se empeñaron en hacerme ver como el hijoputa que los hizo y nomás hasta ahí.

Que coman caca. Ya dije.

Ahora bien, si ustedes que los tienen, les llegan a desesperar, aguantenlos. Creánme que peor es nada. Es el único consejo que les puedo dar.

Cheers…

We livin’ in shadows and we have the chance to throw it away…

Categorías:Uncategorized Etiquetas:

¿Qué es vivir?

13 noviembre 2009 3 comentarios

Hay veces que nos detenemos en nuestra ratonera vida a preguntarnos ¿Por qué estoy aquí? Bueno, muchos dirían que por una cochinada de nuestros padres. Lo cierto es que de cualquier manera, todos somos un accidente, a veces planeado, a veces no deseado, al fin y al cabo un accidente.

La vida, como diría Pink Floyd, sería un paseo, a momentary lapse of reason. Donde aprendemos a volar, donde venimos a probar que tenemos una misión que cumplir, y aunque mucha gente no la cumple, ya sea por güevona, ya sea por que muere antes, lo cierto es que de alguna manera, las demás personas nos empujan: responsabilidades, tareas ajenas, enamorarnos, estudiar, follar… El puro gusto de ver los días y las noches, cómo transcurren y cómo el universo -como testigo mudo y sabio -nos observa sin hacer la menor declaración… Aunque estoy convencido que algún día, el mismo universo nos va a partir la madre con un meteorito o una gran gigante roja devorándonos o un puto cometa volándonos el fundillo.

‘Ta bien, ya.

Regreso al tema. Ahora, las frases de autosuperación. Yo en particular las empleo para mi, pero no las declaro mucho. Yo declaro cosas en base a mis experiencias, no a las experiencias de otros (a menos que las haya probado en carne propia) Decir palabras huecas es tener lástima por uno mismo, es querer vivir una vida de otro, y en su defecto, querer ser alguien completamente distinto a nosotros. Es diferente poner frases de canciones con las que te identifiques y reflexiones que, al igual a lo anterior, te ayuden a descifrar el día a día. Pero llegar al gúgol y buscar frases para creérte el master kat de los transformaciones vitales, pues ay, no mames.

He aprendido que los momentos de la vida, grandes o pequeños, malos o grandiosos, pasan porque están predestinados, así no me complico mucho. Los encuentros no son casuales, somos parte del universo, y éste tiene una continuidad infinita, todo tiene un ciclo, y algún día el universo se acabará, succionado por un gran hoyo negro supermasivo (si, eso lo pirateé) y ya. Ni aliens, ni dioses, ni galaxias, ni humanos, ni dinero. Todo se irá al caraxo. ¿Y qué nos quedó? Sólo el silencio. La obscuridad. Nada.

Vivir, es un proceso en el cual naces, creces, te reproduces (a veces) y mueres (invariablemente). Así me lo enseñaron en la primaria, y es la definición más acertada que he escuchado. Todo lo demás, es parte de un sistema, de un juego por decirlo así, donde a veces ganas, a veces pierdes, pero una cosa siempre es segura: aprendes, aunque después se te olvide y tropieces con la misma piedra. Si te pasa más de 4 veces seguidas, la verdad come bien o vé al psiquiatra: tal vez estés medi@ pendej@.

Así como yo, si. Para los que sean débiles y no sepan aceptarlo, les gané =P

Cheers…

La vida es bella…


Categorías:Uncategorized Etiquetas:

La necesidad de lo underground…

12 noviembre 2009 3 comentarios

Ya una vez mi primo me había advertido: “me gustaba más cuando tu blog era underground” Tal vez en ése momento no lo capté ni le dí mucha atención, sin embargo, conforme fuí agregando más gadgets, y más seguidores se dieron a la penosa tarea de seguirme, la inspiración mágicamente se fué terminando…

Ya escribía por postear, por no dejar… Y es que no encontraba nada más que decir, qué hacer… Tanto en mi interior, atrapado… Aquí encontré lo que necesitaba: espacio. No es que no me guste ver los comentarios, ni responderlos, es sólo que en mi otra casa me sentía saturado, todo se fué al caraxo, y acá está desolado, no hay nada. Me siento el Maestro Zen de los blogs: losing all hope, is freedom…

A veces quisiera poner en práctica mis propios consejos, no pensar, no sentir, no ser incoherente ni putamente superficial e impulsivo… Pero no se me dá, simplemente quisiera algún día vivir tranquilo, vivir en armonía, vivir con alguien que me llene, que me pregunte y se interese por mi… #G lo está logrando, estoy en un momento como de relax relajación espiritual, de estabilidad emocional…

Sólo extraño a #Tutter y a #Shimmy, pero eso es motivo de otro post… In the meantime…

Cheers…

…we worked for one year for you pigs, and you want to break our walls down? You want to fuckin’ destroy us?

Well you go to hell!!

Categorías:Uncategorized Etiquetas: