Archivo

Archive for 30 abril 2010

¿Lo viví o lo maté?

30 abril 2010 1 comentario

Bueh, los recuerdos son eso: simples y llanas vivencias que se quedan en la mente y que, por alguna extraña razón, les damos una importancia descomunal.

Yo soy, como cualquiera de ustedes, un ser pendejo. Sí, así es. Sí ustedes no lo quieren aceptar es su pedo problema, pero todos en el fondo somos de a pendejos como no tienen idea. En fin. Lo digo por el hecho de que las personas que entran en mi vida -de una forma correcta y en buen plan -se quedan en mi corazón. Aún si esas personas, ya en el proceso de adaptación cómico-mágico-interpretativo,  me hacen jaladas o pendejadas que con el paso del tiempo les perdono.

Perdono, pero no olvido.

Tiendo a emocionarme mucho recordando las cosas buenas que he vivido con tod@s ell@s. Es como si trataras de olvidar tu primer beso, por ejemplo, no tendría chiste porque -de ser así -no tendrías un punto de referencia para mejorar. Es como volar como una pluma que se desprendió de un ave: ibas bien, ibas con alguien, unido, como uno solo…  Y de repente ¡zaz! Te desprendes y vuelas hacia dónde el viento te lleve. No llevas una dirección ni una lógica. Quedas sólo por un instante. Y al último, aterrizas.

A veces pienso que esos recuerdos, los que más valen la pena, deben ser sepultados en lo más profundo de la mente, para no ser encontrados. Porque quiero que cada nueva etapa sea una nueva historia y no tenga igual con lo que he vivido. El conocimiento me queda, las lecciones están aprendidas, sin embargo, los protagonistas deben ser borrados. Y sólo en el lecho de muerte, recordar -como dicen por ahí -a tod@s y cada un@ de ell@s y decirles: “Gracias por acompañarme

Para coger hay que mentir, decían el otro día. Para vivir, hay que matar. La ley del más fuerte, tal vez. Pero esa ley se vuelve contra nosotros cada vez que la queremos aplicar, y termina haciendo más daño que beneficio. Ésto lo digo, porque para tal necesidad acto no es necesario mentir, sino pedir.

Sólo pregunta… Corta el silencio y pregunta… ¿Es acaso mucho problema preguntar?

Vive y deja morir. Vive y deja vivir. Vive y evoluciona. Vive y no digas pendejadas, que en eso se te va la vida y no haces nada. Vive, simplemente vive y haz lo que tengas que hacer para que a tu pinche mente -tan torcida y patética -le entre luz.  Y sí, ojalá que algun@s que lean ésto les quede el saco… Por su bien…

Incluso a mi…

Cheers…

Categorías:Uncategorized Etiquetas:

A las cucarachas les gusta el sabor de la pasta de dientes

23 abril 2010 3 comentarios

Últimamente estoy viviendo dos situaciones medio roñosas: la primera, tener que ser absorbido por el hoyo-super-masivo que significa ser empleado de donde trabajo. Ésto conlleva a que mi vida biológica -de la que tanto he hablado -se reduzca a llegar a mi casa a zurrar, dormir y bañarme. No me gusta ésta vida con mi tiempo condicionado, no me gusta ser esclavo y sobre todo no me gusta no disfrutar lo poco que -de por si -podía disfrutar.

Muchos temblores en muchos lados. Creo que la paranoia se está apoderando de mi, aunque sea de a poco. La ventaja de irnos al caraxo para el 2012 es que será pareja la cosa. Ni extorsionadores, ni asesinos, ni secuestradores, ni políticos, nadie se salvará. Aunque compren con millones de dolares su salvación, sólo habrá un 1% que se salve de ésta catástrofe. Con esto no quiero que empiecen a decir “éste pinche mamón ya está igual que los otros predicadores que dicen que nos va a llevar la chingada“, no, ni al caso. Sólo les digo que para cuando eso suceda, muchos no podrán siquiera pedir perdón por lo que han hecho ni podrán enmendar sus errores.

La cosa es que, mientras sigan perdiendo el tiempo, la Tierra está tomando venganza, está empezando a cerrar nuestro ciclo y eso será inevitable. Sólo entonces, l@s mal@s se arrodillarán y empezarán a chillar de la impotencia, y aprenderán a rezar e invocarán el poder divino y así, sólo así, los verás arrastrarse como viles cucarachas… Porque, incluso, a las cucarachas les gusta lo limpio, como el sabor de la pasta de dientes…

Y tu ¿éres una cucaracha o te haces pendej@?

Me verás volar por la ciudad de la furia…

Cheers…

Categorías:Uncategorized Etiquetas:

Casado y con hijos…

12 abril 2010 4 comentarios

Así es como solía ser mi vida. Bueh, no digo que el matrimonio no sea para mí… Podría ser para mí, sólo que me tocó un mal matrimonio… Desgraciadamente cuando uno elige a su pareja, no se pone a pensar en motivos económico-mágico-existenciales. Si, yo te amo. Si, pasaría el resto de mi vida contigo. Si, pondremos todo a tu nombre. Si, seremos feliiiiiiceeeesss y sobrellevaremos nuestra ajetreada vida profesional against-all-odds

Bullshit

Yo pensaba que con trabajar y proveer sería suficiente, pero no. Existe ese “algo” que no les diré y que es esencial (y no es el sexo) porque soy gacho y esperaré a que ustedes lo descubran aunque sea en el ocaso de su exitosa vida marital, muajajajajajaja… Ok, no. Puedo decirles que ceder no es una de mis virtudes. Bueh, no lo era. Y no es que eso haya cambiado en mí (uno no cambia, se adapta fellas) sino que he suprimido un poco lo hijo puta que he sido, y ahora sólo soy un bastardo con mucha suerte.

A inglorius basterd, I say…

Muchas ocasiones en la vida, uno se limita a pensar en la intrincada existencia propia y no repara en pensar en la otra parte. Muchas veces piensas que la otra parte está mal, pero ¿no te haz puesto a pensar que con tu pareja haces un equipo? ¿Que si él/ella está mal, tú estás mal? A veces por aportar mucho, sientes que eres el/la dueñ@ de la situación. Si piensas así, estás pendej@ y puedo anticipar, sin lugar a dudas, que tu relación va pa’la chingada. Ahora bien, muchas veces no todo puede ser perfecto en ésta vida, sin embargo, desde que te levantas, sabes que con tu actitud puedes hacer la diferencia…

Me estoy volviendo un cabrón sentimental…

Cheers…

Categorías:Uncategorized Etiquetas:

Bipolaridad Supermasiva

8 abril 2010 3 comentarios

Estos días han sido muy raros. Muy locos podría decirse, con tendencia en caer en lo maniático. No es un mundo muy desconocido para mí, de hecho, de ahí vengo.

Nada como ser un fuckin’-awesome-wannabe… Es decir, un chinguetas sabelotodo (me vale madres que no se entienda). Es como decir “el cliente tiene la razón” pero en éste caso, el cliente vale madres. El cliente es el servidor, y el servidor es el cliente, una misma entidad. Algo así como los misterios eclesiasticos, el poder de los twinkis o el misterio de Paulette.

Ok, no.

Volviendo a la mecanicidad de mi cotidianeidad, mucha gente fué presa (vayan a saber ustedes, público conocedor) de una pinche rabia mediática, encabezada claro por el pinche cambio de horario, para lo cual a mi también me dió en la madre, sobre todo porque casi no duermo. Todo es una copia, de una copia, de una copia… Como Jack en Fight Club. De hecho, llevo dos días sin dormir. Creo que cualquier momento aparecerá el Osito Bimbo para retarme a putazos y no saber en dónde caer de borracho-somnoliento.

More than one side? You’re Dr. Jekyll and Mr. Jackass!

El caso es, que me gritan y después me citan para acostarme, me acosan de la forma más lasciva sólo para llegar a un sólo propósito, y la verdad no me la doy de muy cogelón ni playboy, al contrario, soy tan simplón que me da pena entrar a una Sex Shop para oír hablar de dildos y extensores. Todos en algún momento de la vida sufrimos de bipolaridad, es más, podría decirse que todos somos bipolares. Sólo que somos muy orgullosos para aceptarlo.

Cheers…

Categorías:Uncategorized Etiquetas: