Inicio > Uncategorized > Mentiras necesarias

Mentiras necesarias

Ya lo decía el mamón de Arjona: “una mentira que te haga feliz vale más que una verdad que te amargue la vida“.

O el momento.

Todos hemos dicho mentiras alguna vez. Todos absolutamente. ¿Por qué miente la gente? ¿Por necesidad? ¿Por enfado? ¿Porque no tiene nada más que hacer? No señor@s, se miente para conseguir lo que se quiere. Yo miento. Digo, no todo el tiempo, pero si lo hago. Tal vez por complacer, tal vez por enfado, tal vez porque siempre me preguntan una y otra vez lo mismo. Es como un Deja Vu que me persigue y me estresa cada vez que tiene oportunidad: “Con que si hijo de puta, ahora mismo te haré mío” y me folla el pensamiento y está chingue y chingue y me eleva a una pinche sensación de inmadurez inpositiva que me pone como…

No sé…

Bueno si, me pone como güey. O más objetivamente, ansioso. La ansiedad empieza a ser una parte de mí. Me dá insomnio, me dá por querer descansar y no poder. Todos quieren un pedazo de mí, y se encabronan si no lo consiguen. Es la presión diaria, minuta de un desencuentro de emociones que no logro controlar. Así como a veces la vida que pasa y pasa. Como el carro de la basura, como el perro que se rasca la cola contra el pavimento, como el pinche mosquito que no deja dormir.

Chupa-sangre…

A mí me chupan el tiempo. Bien podría decirse que los vampiros, pero no. No llegan a tal categoría. “Usted puras putonas de La Merced. Las secretarias sólo para gente con categoría” le decía Héctor Belascoarán a Gilberto Gómez-Letras. Y encima de todo, la invasión mediática. Que las ventas nocturnas. Que la euforia por estrenar. Que la cremita para las varices. Que los dedos-mágicos-vibradores para el consuelo. Y encima de todo, mi teléfono ¡AH! Cómo chingados no mencionar a mi protagonista principal: el teléfono celular. No se compara con las ganas de mear ¡No! Cada que suena el teléfono un escalofrío recorre mi espina dorsal, mi glande se ensancha y mi fundillo se contrae. Uno de mis teléfonos, el otro casi no suena. Y cuando eso sucede, ya no me molesto en ver quién llama. Otra vez el Deja Vu. Pero algo sí ha cambiado: mi tono al contestar. Me voy volviendo un pinche bot, un hijoputa, un Boogie El Aceitoso al otro lado de la línea, ya me da igual. Tengo respuestas programadas para todo. Éste bot tiene la respuesta -a veces poco amable -a todas sus preguntas, pero también éste pinche bot se sobrecarga, se enfada, se apaga.

Y es que a veces, éste pinche bot está programado en modo mantenimiento ergo modo de mentiras necesarias, porque -paradójicamente con Asimov -éste pinche bot tiene una vida, vaya, nadie le ha comprado esa vida, por ende, todavía tiene el derecho de querer contestar esas llamadas.

Un robot listo para usar y ser usado.

¿Y a dónde me guía todo ésto? No lo sé. Vaya, no es como coger con una buena mujer, ni nada por el estilo. Ni siquiera placentero es. Pero una cosa es segura, me lleve donde me lleve, quedaré de pie.

Muerto de pie.

Cheers

Anuncios
Categorías:Uncategorized Etiquetas:
  1. 27 julio 2010 en 3:52

    Ciertamente las mentiras “piadosas” a veces te sacan del apuro.
    Pero no hay mas sensato que decir la más pura y dolorosa verdad.

    Kashmir, que buena rola carajo!

    Saludos!

  2. 27 julio 2010 en 12:24

    Dices una mentira y esa mentira te llevará a otroa y esta a otra y así.

    Cuando te das cuenta estás inmerso en una maraña de mentiras de las cuales ya no hay manera de salir.

    saludines.

  3. 27 julio 2010 en 20:53

    Yo creo que es una cadena. Una niña me comentó que “el pretexto de ‘necesario’ es sólo para evadir la reacción del lado opuesto”… Cosa con la que no concuerdo. Le respondí que “a toda acción, corresponde una reacción”, sea buena o mala cualquiera de las dos. La reacción como tal llega, pero aquí entra en juego el karma. Tal vez la gente (o el lado opuesto) nunca descubra la verdad, pero el karma ¡ah! Bendito y delicioso karma. Ese si te hará pagar sea como sea, y si no es aquí, será en la otra vida…

    O quién sabe…

    Cheers…

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: