Inicio > Uncategorized > La felicidad… Se compra…

La felicidad… Se compra…

Estás jodido…

Así me dijo la psicóloga cuando le dije que odio la pobreza y que la felicidad la hace el dinero…

Estás jodido…

La wikipedia se refiere a la felicidad como el estado de ánimo caracterizado por dotar a la personalidad de quien la posee de un enfoque del medio positivo y un estado de paz interior.

Estás jodido…

Asimismo, se refiere al odio como lo contrario del amor o la amistad.

Enough

Cuando le dije “odio la pobreza“, explícitamente me dijo que no dijera eso porque no sabía de qué estaba hablando, que nunca había pasado por algo así y que nunca podría saberlo. En pocas palabras, me quería aplicar la inverziña, o lo que es lo mismo, psicología inversa. ¿Para qué? Para que me diera coraje y decirle tooodo acerca de mi (ji) interesante vida. Nel, sólo me abro a personas que valgan la pena. No a pendej@s que creen saber todo de ti con sólo verte.

Te la pasas quejándote, me pusieron alguna vez por ahí…

El odio, según yo, es el sentimiento de aversión que generas hacia algo que ya haz conocido. La felicidad y el odio tienen eso en común: no puedes generar uno de los dos sentimientos hacia algo que no conoces. Yo conocí los dos lados de la moneda, he estado arriba y abajo, así que a mi no me vengan con chingaderas, yo no hablo si no sé, eso ya lo he aprendido porque antes, si, hablaba a lo pendejo. Ahora no, ahora soy más pinche meticuloso para hablar. Aparte de hipócrita, hijoputa, blah, blah, blah…

Ah, si, también impulsivo e incoherente…

La felicidad la dá el dinero. Si, y me vale madres quien diga lo contrario. Ahora bien, no a todos les aplica esto. Si eres un pendejo mamón o (pendeja mamona, para no discriminar) y/o crees que ya lo sabes todo con sólo mirar y no conocer a fondo a alguien (soberbi@ pues) entonces no aplica. Como yo. Si, la verdad yo soy así de que veo a alguien y si no me cae, mi YO interno dice “otro pinche pendejo“. O pendeja. Pero siempre, siempre me doy la oportunidad de conocer a la gente. Y siempre me llevo cada lección que después me doy de topes. En pocas palabras, el pendejo fuí yo.

Y si, lo admito, soy re bruto… Para muchas cosas, para otras no. Volviendo a lo otro, el dinero te dá lo que necesitas para tener ese “estado de alegría y paz”  que necesitas. Como ir a Londres a ver un concierto de Oasis… O de Beady Eye pues… Al menos los fuí a ver a Guadalajara. Y estuvo chingón. Y fuí muy feliz.

Cheers…

Anuncios
Categorías:Uncategorized Etiquetas:
  1. 31 mayo 2010 en 23:15

    ¡Ah por eso dices que la felicidad si se compra, ahora te pregunto, ¿toda la felicidad se puede comprar?, dime…

  2. 4narqu1sta
    3 junio 2010 en 22:50

    Nop. Sólo la que nos brinda placer material. Lo malo es que ya no valoras un atardecer en vivo porque ya lo ves igual (o mejor) en tu tele de alta definición con sonido surround 5.1, sentado en cómodamente en tu sillón térmico de piel con palancas tipo reposet.

    Es a lo que me refiero.

  3. 13 junio 2010 en 1:22

    Parte de la felicidad la da le dinero

    una parte frágil pero verídica.

    Te la pasas quejándote, me cae.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: