Inicio > Uncategorized > Desde la barandilla

Desde la barandilla

La paciencia es algo de lo que carezco. Sin embargo, me miento a mí mismo para serlo.

Es por eso que tal vez, en algún momento, dejé de aguantar a mis padres. Dejé de aguantarme a mí mismo y busqué mi libertad. Sólo para encontrarme en un vacío interestelar, rodeado de nubes y estrellas, de supernovas y hoyos negros. Ahí donde alguna vez viví, donde alguna vez soñé.

He escrito para tí lo mejor de mí. He recordado para tí, lo menos peor de mí, y sin embargo, fallé en el cometido. No fué algo para olvidar. No fué algo para arrepentirme. Todo lo contrario. Todo eso, todo lo que pasó, es lindo, digno de recordarse, pero supongo que la paciencia en éstos casos, no es recursiva, vaya es como un ciclo que nunca acaba.

No me gustan los “Te Quiero” cuando no se sienten, no, ni el sexo estival, tampoco creo en que un clavo saque a otro clavo y menos con la misma forma del martillo, ese martillo que ya está roído, gastado, pero que aún así, tiene vida, tiene fuerza. Es como dar el golpe final. Lo bueno es que soy impulsivo e incoherente, en ese sentido, hay mucho en común. Y lo bueno de ser impulsivo e incoherente, es que todo lo que dices o escribes lo sientes. Si, se siente, y mucho. La falsedad no cabe en nuestras almas. 

No lo pensarás siquiera pero
en este juego de mascaras y ficciones
seré lo más real que hayas tenido
cuando pasen los años y caigas en la cuenta
de que no ganabas nada
perdiéndome.

¿Qué se puede esperar de un hijoputa que no sabe apreciar lo que tiene? A mi también me cagan los amores veraniegos…

Cheers…

Anuncios
Categorías:Uncategorized Etiquetas:
  1. Jo
    24 febrero 2010 en 0:57

    y he soportado ser paciente y sigo mintiendome
    hoy quiero llorar hasta secarme por completo como cuando coces un arrozito a fuego lento
    pero ironicamente eso solo se logra con paciencia…

    y vuelvo a invocar que
    trazo una cartografìa literaria
    convoco un desenlace en un navío
    ingenio recitar algún panfleto o
    busco plasmar un beso de postal

    los amores veraniegos no me van y nunca resultaron con buen final los envueltos en codigos htlm…

    • 4narqu1sta
      24 febrero 2010 en 17:33

      Supongo que cada verano será una evocación, más sutil cada vez, pero al fin y al cabo, remembranzas de una mente más torcida y vieja.

  2. MauVenom
    25 febrero 2010 en 23:11

    ja

    you-re back

    same old freak

    nice to see you again.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: