Inicio > Uncategorized > Morbosidad Ambulante

Morbosidad Ambulante

Cuando yo era más jóven, era muy celoso.

Bueh, creo que todos tenemos algo de celosos, no nos gusta que nos pedaleen la bicicleta. Sobre todo si tu pareja en turno es de lo más “llamativo” (por decirlo de alguna manera) para las demás mentes (y miradas) morbosas por donde andas deambulando.

¿Qué te mira ese? ¿Qué le miras? ¿Lo conoces o qué? Son sólo algunas de las preguntas del típico celoso que, por lo general, tiene el típico (ji) complejo de inferioridad. Si no tienes seguridad en tí, estás jodido.

#G es una mujer muy hermosa. No desconfío de ella, al contrario. Varias veces me ha preguntado si estoy celoso. Que por qué tengo esa cara. Que por qué me pongo serio. Invariablemente le digo que no estoy celoso, porque no lo estoy, me cae. A lo largo de estos años, he comprendido que no ganas nada. Aparte, confío ciegamente en ella. Cuando traigo mi jeta (regularmente) es porque ando cansado. Porque ando medio enfadado del día. No por estar celoso. No por desconfiar de ella. Ella tiene su espacio. Ella tiene sus amistades. Ella tiene sus pretendientes…

Ah, porque eso sí, admitamos que hay güeyes que les encanta acosar a las chicas aún a sabiendas de que tienen güey. Ajá, si, yo soy el güey ¬¬’. Cuando vamos al cine, me percato (vaya que no es algo a lo que siempre esté pendiente) de las miradas morbosas de los chavos de 21 a 25 años hacia ella. No me sorprende, sé con quién ando y sé quien soy, y lo que valemos juntos. Ella es atractiva. Ella es hermosa. Y no es por estar en la baba (enamorado pues) con ella, sino porque es la verdad.

La cosa es: no ser celoso ¿para qué? Tardas más en enojarte y contentarte que vivir lo que tengas que vivir con tu pareja. Sólo la persona celosa es aquella que no tiene confianza en sí misma. Mejor, si eres así, atiéndete antes de andar con alguien, porque tus relaciones están destinadas al fracaso.

Bueh, yo digo, tampoco puedo ser tan tremendista…

Ese soy yo, y puedo estar mal… Tal vez es una terrible tragedia…

Cheers…

Anuncios
Categorías:Uncategorized Etiquetas: ,
  1. 9 febrero 2010 en 22:55

    Ni tan celoso ni tan posesivo, aunque no soy de puntos medios, creo que en este caso habría que aplicar el ser tolerante, que no dejado.

    Besos.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: