Inicio > Uncategorized > Para qué me quejo, si yo me lo busqué…

Para qué me quejo, si yo me lo busqué…

Me la paso quejándome de mis ex. Que me hicieron ésto. Que me hicieron lo otro. Vaya, haciéndome la víctima. ¿Cuántas veces no nos encanta hacernos la víctima? Muchas, supongo. Me detengo y pienso ¿ellas también se quejarán de mí?

¡Claro!

No han de decir “ay, ese es el mejor hombre que hubo en mi vida” Prfff!! ¡¡Claro que no!! Tal vez, cada que piensen en mí, me mientan la madre, o lo hacen con odio. Aunque hay veces que me gustaría que no fuera así.

Entonces, también yo soy un ex.

Se han de referir a mí como “mi ex“: “Mi ex es un hijoputa“; “Ví a mi ex de lejos“; “Mi ex tiene el pito chico“… Nunca tendrás contenta a la gente, jamás. Es difícil pasar desapercibido cuando diste tanto de ti. Cuando te deshacías con regalos, halagos y caricias. Soy un pinche ex, tal vez, pero eso si, de lo que nunca podrán quejarse es que dí todo. Siempre dí todo, así, pendejo como soy, me entregué en la relación. Como cuando vas en la obscuridad con el riesgo de tropezarte (ah, cómo duelen los madrazos con el filo de la cama) así fuí, y sigo siendo así… Aunque la pendejez se va haciendo menos cada vez…

¿Para qué me quejo, si yo me lo busqué de esa manera?

Diría mi hermana: “Atraes a pura loca, esa es tu línea” Bueno, no lo sé, podrá ser así, pero ¿quién me dice que yo no estoy loco? Tal vez por eso me va como me va. Mejor ya no decir nada. Mejor hacer. Mejor sentir. Y tal vez, sólo tal vez, algún día encuentre mi estabilidad, mi Oblivion, mi paz interior. Y ese día, podré alzar la copa a fin de año y decir: “A la chingada todos los años feos. Brindo por eso

Mientras tanto, empieza el mes del amor y la amistad (prffff!!! *trompetilla fanfarriesca*) lo cual, como ya he dicho, es una estafa mercadológica trágicamente impuesta por algún franchute… Bueh, me imagino que fueron esos güeyes, ni modo que a un mexicano se le haya ocurrido… Nosotros puro desmadre, puro alcohol… Nada de amor, por eso somos re-pendejos y por eso nos va como nos va, no tenemos evolución de corazón como los europeos que ya están bien curtidos en ese sentido. O los gringos. Por eso somos tan especiales, el “Calor Latino” dirían los mamones…

Qué feo se siente ser ex. Porque no decir “soy su ex“, por el pinche orgullo, supongo. A nadie le gusta. Por eso es mejor olvidar. Por eso es el auge del alcohol a través del tiempo. Viva mi desgracia, decía Pedro Infante. Y si, viva. Porque fuí feliz el tiempo que duró, aunque fuera efímero.

Lo paradójico del asunto, es que en éste momento de mi vida, soy bien pinche feliz…

I wish you were here…

Cheers…

Anuncios
Categorías:Uncategorized Etiquetas:
  1. 2 febrero 2010 en 19:57

    Y aún así el 14 andaras comprando tu regalito de último minuto.

    Charros, y yo sin galán. Favor de contactarme pasando el día catorce, jajajaja.

    Un abrazo.

  2. 7 febrero 2010 en 19:15

    Por eso disfuta mientras dure porque después pasarás a ser el ex y no querrás que digan mi ex era un amargado.

    Saludos, te extraño.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: